Fundación Walter Benjamin

ANUNCIO DE NAVIDAD PARA EL 2015

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Lunes, 29 de Noviembre de 1999 19:00 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Jueves, 18 de Diciembre de 2014 10:46

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, diciembre 17 de 2014

Cese al fuego

«Odio eterno a los que deseen sangre y la derramen injustamente»
Simón Bolívar, 1820, en la firma del armisticio con el español Pablo Morillo

Se acerca el final del 2014 tras dos años y algunos días de diálogos de paz adelantados en La Habana, Cuba, entre plenipotenciarios del gobierno colombiano y de la Delegación de Paz de las FARC-EP. Durante el tiempo señalado hemos intercambiado tesis, propuestas, y alcanzado algunos acuerdos parciales manteniéndonos en todo momento en pie de igualdad y con los mismos derechos y deberes emanados para ambas partes del Acuerdo General de agosto de 2012. En la actualidad, nos encontramos estudiando y buscando salidas a temas y problemas difíciles, por razón de la naturaleza compleja de estos últimos, o porque en más de cincuenta años de conflicto interno se han aplazado soluciones que han debido ser aplicadas para beneficio colectivo.

Los diálogos han puesto de manifiesto que la patria colombiana requiere de una honesta y profunda revisión. La desigualdad y la pobreza generalizada, la incompetencia estatal para hacer prevalecer el buen gobierno, la justicia y la paz, no han permitido sembrar concordia ni construir las bases de una reconciliación perdurable. El conflicto social y armado sigue vigente; originado en la llamada “violencia partidista”, en la injusta visión histórica sobre vitales asuntos atinentes a la tierra, en el manejo indigno de los dineros públicos, en la concentración sin límite de la riqueza nacional en contadas manos, cada vez más garosas, y en una institucionalidad pública inservible por haber sido arrinconada por inescrupulosos detentadores del poder, confirma que en la Mesa de Conversaciones, el reto que tienen por delante los plenipotenciarios es de una inmensidad sin precedentes.

Para quienes tenemos el compromiso de ensamblar el escenario a partir del cual se construirá una nueva República con el concurso de todos y cada uno de los hombres y mujeres que conforman el componente humano de una misma patria, los meses por venir son fundamentales. Dicho escenario es único; no es cualquiera. Se trata, ni más, ni menos, del escenario del ahora o nunca. Es el escenario añorado por todos, por el cual hemos luchado y padecido tanto: es el escenario de la paz, de la reconciliación, de la hermandad con justicia social.

Apelando al sagrado e irrevocable derecho a la rebelión, que por razones que siempre brotaron de la inhumana existencia de quienes todo carecían por habérseles negado el mínimo vital en todos los terrenos, buscamos con las armas, como recurso último de expresión política, por lo menos colocarnos en pie de igualdad con el despiadado adversario de todos los tiempos, para que nuestra voz, que es la del pueblo excluido no continuara siendo desatendida. Por esto no desperdiciamos la actual coyuntura que sirve para exponer con justos títulos un abanico de reclamos acompañados de decenas de soluciones. Nos encontramos en Cuba para seguir forjando Patria. Construyamos entre todos el porvenir. Es nuestro llamado.

Ayer, durante la última audiencia de víctimas del conflicto al escuchar sus relatos, evocamos, con ineludibles sentimientos encontrados, a otras víctimas que ya nadie recuerda, pero que las FARC-EP siempre honran llevándolas en su memoria individual y colectiva y por las cuales continúa buscando la reconciliación nacional pero arropada en todo lo que pueda significar la palabra “justicia”. Las víctimas de la inescrupulosa violencia partidista, las víctimas de los “cortes de franela”, las víctimas de la primera generación de paramilitares de la décadas de los cincuenta y los sesenta del siglo pasado, las víctimas de la dictadura militar de ingrata recordación, las víctimas de la injerencia extranjera tolerada por gobiernos bipartidistas, las víctimas de las desapariciones forzadas, del desplazamiento y las ejecuciones extrajudiciales.

Las víctimas de Marquetalia, Ríochiquito, El Pato y Guayabero; las mismas víctimas que nosotros en defensa de altas miras hubiéramos podido provocar por error; las víctimas de los hombres de Estado y de la fuerza pública; las víctimas militantes de la Unión Patriótica; las producidas por la nueva generación de paramilitares en connivencia con agentes de las diversas armas oficiales. Las de los hornos crematorios, las masacres y las     motosierras, y las que reposan en la tumbas N.N.; o las que cuyos cuerpos flotaron río abajo hasta desaparecer; y las que nunca fueron registradas; y las víctimas de la miseria y el hambre, de la desigualdad y, en general aquellas víctimas que somos todos los colombianos, a manos de ese, el más grande y más funesto de todos los victimarios: el Estado.

Visto lo anterior, inspirados en el derecho de gentes, tradición constitucional colombiana y homenaje a todas la víctimas ocasionadas en razón del conflicto que buscamos superar, y en consideración al trabajo que nos compromete cada día más con el espíritu trazado en la parte motiva de la agenda de La Habana, y, en atención a que creemos que hemos iniciado un recorrido definitivo hacia la paz acompañado de un proceso constituyente, hemos resuelto declarar un CESE UNILATERAL AL FUEGO Y A LAS HOSTILIDADES POR TIEMPO INDEFINIDO, que debe transformase en armisticio. Para el logro de su pleno éxito, aspiramos contar con la veeduría de UNASUR, CELAC, el CICR, y el Frente Amplio por la Paz. Este cese de fuegos unilateral, que deseamos se prolongue en el tiempo, se daría por terminado solamente si se constata que nuestras estructuras guerrilleras han sido objeto de ataques por parte de la fuerza pública. Es nuestro anhelo que el pueblo soberano asuma también y de manera protagónica esta veeduría, dado que con ella se busca el beneficio de la patria lacerada y un homenaje a las víctimas de ayer y de hoy.

Sea la oportunidad para llamarle la atención de forma clara y directa al Presidente Santos por haber mostrado, una vez más su regocijo en twitter, por la muerte de algunos de nuestros compañeros de armas y de ideas el domingo anterior. La guerra no puede ser motivo de gozo sino de pena, así se den resultados que puedan beneficiar episódica y transitoriamente a alguna de las partes. Precisamente el respeto a los caídos es un principio universal de humanidad sin consideración del bando que ellos representen. No más circo, no más exhibicionismo de fuerza incontrolada, no más cobro de facturas con el sacrificio de vidas ajenas.

Queremos contrastar. Queremos superar los episodios inútiles de sangre. Lo hemos manifestado una y otra vez sin haber sido escuchados. Así y todo manifestamos que el mencionado cese de fuegos y hostilidades entrará en vigor a las 00:01 horas del 20 de diciembre de 2014, si para la fecha se cuenta con la disposición de verificación, de al menos una de las organizaciones mencionadas.

La presente decisión está siendo comunicada formalmente al gobierno de Colombia. A embajadas y sedes diplomáticas a nuestro alcance. Al Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, ONU; a la Unión Europea; al Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR; a la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR; a la CELAC; al Papa Francisco;  a otras cabezas de credos reconocidos universalmente; al Centro Carter, y a ONG’s de reconocimiento mundial.

Estamos dispuestos a convocar en La Habana a todas las organizaciones colombianas sin ánimo de lucro, amigas del proceso de paz, para rendirles un informe sobre la iniciativa acá presentada y con el propósito de invitarlas a que respalden esta iniciativa por la paz de Colombia.

Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP

 

LIBRES LOS CINCO HÉROES

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Jueves, 18 de Diciembre de 2014 10:44 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Jueves, 18 de Diciembre de 2014 10:30

ESTA ES LA POSTAL QUE CIERRA 2014

Y ABRE UN 2015 LLENO DE RETOS, LUCHA Y COMPROMISOS

 

 

 

FELIZ NAVIDAD 2014

Y UN TURBULENTO Y COMBATIVO EN LUCHAS SOCIALES 2015

 

Desde las Calles de Colombia

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Lunes, 29 de Noviembre de 1999 19:00 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Miércoles, 03 de Diciembre de 2014 11:34

PELIGRAN LAS CONVERSACIONES

Por estos días, cuando ha pasado tanta agua debajo del puente de las conversaciones de paz entre el gobierno y las Farc, nos encontramos a las puertas de una ruptura de las mismas por cuenta de la hipocresía de un gobierno que por querer quedar bien con todo el mundo viene dando tumbos irresponsables ante la gravedad que significaría un nuevo fracaso, después de toda la campaña mundial que ha desarrollado logrando, aunque sea de dientes para afuera, un apoyo total y la campaña nacional que lo condujo a obtener el apoyo de amplios sectores de izquierda y progresistas que, equivocados, le han creído su voluntad de lograr una paz estable y duradera y que aportaron para su reelección.

No obstante, apenas comenzado el segundo mandato empezó a sacar las verdaderas intenciones y viene queriendo establecer políticas favorables a la oligarquía transnacionalizada y a las multinacionales en lo económico y al Centro democrático del ¨Líder de Ralito¨ en lo político, que contradicen lo que de dientes para afuera plantea para el logro de la paz y contradiciendo los acuerdos iniciales que tanto defiende en los micrófonos.

En medio de esa contradicción se presenta un hecho de guerra, guerra que el presidente agita y promueve - no obstante los ingentes pedidos nacionales, internacionales y de la contra parte para establecer un cese del fuego bilateral comprobable - y su ministro de defensa desarrolla sin tregua en todo el país.

Un alto comandante contraguerrillero, como un error según acepta al pedir la baja, cae en manos de un frente de las Farc y el Presidente en un arranque de estupidez violatorio de los acuerdos escritos y de su voluntad de conversar en medio del conflicto, decide unilateralmente interrumpir las conversaciones, solo por el prurito de que el ¨Líder de Ralito¨, con información clasificada que no se sabe quién le aporta, es el primero en anunciar el hecho como un paso más en la entrega que el gobierno le está haciendo del país a la subversión, al castrochavismo.

Entonces, un evento que se pudo resolver, igual, sin interrumpir las conversaciones se magnifica, se vuelve ¨viral¨, envalentona a tod@s l@s enemig@s de la paz, que vuelven a pedir en bandeja de plata las cabezas de todos los guerrilleros, terroristas, que no merecen otro tratamiento que el arrasamiento a sangre y fuego, como si la imposibilidad de esto no estuviera comprobada en los 50 años de conflicto, pero sobretodo en los 8 años del ¨Líder de Ralito¨. El ministro y el alto mando despliegan unos operativos gigantes para rescatar al comandante retenido, vivo o muerto parece no importarles, para salvar el honor de los héroes, los negociadores del gobierno sacan pecho y exigen más agilidad y más hechos verdaderos de paz por las guerrillas, como el ladrón que corre gritando cojan al ladrón.

Los sabios chinos, ante hechos de este tenor dicen: ¨Como quien toma una gran piedra y la levanta para dejarla caer sobre sus propios pies¨.

El gobierno no puede seguir jugando con estos engaños y astucias, debe fijar seriamente la posición si en verdad está dispuesto a cumplir los acuerdos, aun en medio del conflicto, parar sus acciones tendientes a no enfrentar a los enemigos desembozados de la paz comandados por el ¨Líder de Ralito¨, el Centro democrático, el procurador y los altos mandos militares activos y en retiro, valorar la actitud comprometida de los negociadores de las Farc, los países acompañantes y los comandantes y guerrilleros de las Farc que en tiempo record, solo demorado por los operativos temerarios de rescate de las tropas de héroes, hicieron entrega de todos los retenidos sanos y salvos.

Pero, principalmente, empezar por ejecutar las reformas en lo agrario (por ejemplo la legalización de varias Zonas de Reserva Campesinas, y otras reformas contenidas en el pliego de ocho puntos de la Cumbre agraria, campesina, étnica y Popular) retirando las propuestas reformistas que solo favorecen los grandes cacaos que se quieren apoderar de la tierra que pertenece al Estado, de todos los colombianos - destinada reglamentariamente para aportarla a los campesinos pobres sin tierra- pagando los más bajos precios e impidiendo el acceso de millones de campesinos sin tierra a ese bien público; aumentar de verdad el presupuesto para la Universidad Pública tan caro a las organizaciones estudiantiles y profesorales; sanear la salud de los colombianos tan devaluada por el actual sistema y que cuenta con una propuesta muy seria emanada de la organización de profesionales, trabajadores y pacientes del sector; en el campo de la democratización de la vida política (por ejemplo, introduciendo reformas al régimen electoral y de partidos que sin requerir de reformas constitucionales ya se pueden emprender) para hacer posible que las mayorías nacionales puedan participar en igualdad de condiciones frente la caverna oligárquica que por centurias ha impedido el libre juego democrático y que ya se prepara – son los enemigos de la paz – para tratar de ser mayorías a la hora de los procesos de ratificación ciudadana de los acuerdos: Clientelismo, compra de votos, amedrentamiento mafioso etc. Estas medidas serían el verdadero programa de pedagogía hacia el pueblo para que acepte los acuerdos sobre la base de ir sintiendo en los hechos que son favorables a sus expectativas. Esa sería la mejor contribución a la construcción de unas nuevas mayorías que en tiempos de paz pujen con las minorías derechistas por la construcción de la Nueva Colombia sin el recurso a la violencia armada.

Pero no, ya la hipocresía gubernamental cobro la baja de un comandante militar que ha dedicado toda su vida al servicio de la patria. Mal paga en diablo a quien bien le sirve. Las tropas de las FFAA deben valorar estos comportamientos para fijar criterios sobre quien tiene la razón y quien solo la fuerza bruta.

Las organizaciones sociales y políticas deben estar atentas a contener este comportamiento gubernamental y la euforia anti conversaciones de paz de sus enemigos y en calles, carreteras, fábricas y escuelas defender el proceso movilizando cada vez mayor cantidad de colombian@s.

Diciembre 2 de 2014. Desde las calles de Colombia

 

Bayardo Ariza Olarte.

 

HACIA UN CONCEPTO CRÍTICO DE VÍCTIMA

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Sábado, 08 de Noviembre de 2014 09:06 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Martes, 16 de Septiembre de 2014 11:51

Apuntes para la Construcción de un Concepto Crítico de Víctima

(Cuarteto a diez manos)

Colectivo de Estudios Walter Benjamin[1]

Resumen

En el Colectivo Comunista Walter Benjamin, en los últimos meses, hemos dedicado nuestro esfuerzo reflexivo y político a construir una “noción crítica” de víctima, inspirados en un conjunto de tesis que deseamos compartir. Por un lado, la urgencia de retomar las reflexiones del filósofo Walter Benjamin sobre la dimensión política de la memoria, las críticas a las concepciones dominantes de historia y de progreso, la peculiaridad de la memoria de las víctimas y los sobrevivientes, el filósofo como cronista en la orilla de las víctimas y los oprimidos, la conversión de los sentimientos de la víctima en dimensiones de justicia, el relato de las víctimas como una filosofía crítica de la historia, entre muchas otras. Por el otro, la necesidad de hacer explícitas las diferencias entre una “concepción dominante” de víctimas y una “noción crítica”, a partir de la distinción gramsciana entre hegemonía y contra-hegemonía. La noción dominante, atada a lo jurídico-legal, postula un significado bastante restrictivo, privilegia el cuerpo sufriente, instrumentaliza los Derechos Humanos y normaliza (sacralizando) ciertas prácticas violentas. La crítica a la concepción dominante de “víctima” busca ampliar sus significados, tomar distancia de lo exclusivamente sacrificial, mostrar los límites del juridicismo, transformar los Derechos Humanos, reivindicar la dimensión de subjetividades políticas de las víctimas y realizar una crítica radical a la violencia.

Palabras Clave: Víctimas, Derechos Humanos, sacrificialidad, crítica.

 


[1] Elaboración: Nancy De La Hoz; Sergio De Zubiría S.; Jerson A Arias Acevedo, Edison F. Báez; Álvaro J. Botero Cadavid.

CONTINUAR LEYENDO

 

Puntos 1 - 2 y 3 en La Habana

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Martes, 18 de Noviembre de 2014 11:52 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Sábado, 22 de Marzo de 2014 12:30

 

 

SERIE SALTIMBANQUIS

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Domingo, 03 de Agosto de 2014 11:27 Escrito por ÁLVARO BOTERO, EDITOR Viernes, 20 de Diciembre de 2013 10:21

EL OTRO BOTERO, EL NUESTRO

 

 

 

CONTINUAR VIENDO

 

Lecciones desde El Salvador

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Jueves, 27 de Marzo de 2014 09:28 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Lunes, 29 de Julio de 2013 10:47

Lecciones de El Salvador para las FARC colombianas

 

¿Es posible que los "acuerdos de paz" generen justicia, paz y seguridad para el pueblo?



James Petras

Traducido para Rebelión por Silvia Arana

Introducción

Se da por sentado que los "acuerdos de paz" entre regímenes de derecha pro-estadounidenses e insurgentes de izquierda generan paz, justicia y una mayor seguridad. Varios acuerdos de paz firmados en la década de 1990 en América Central, Sudáfrica, Filipinas y otros países proveen un amplio caudal de datos, a lo largo de más de dos décadas, tanto a favor como en contra de esa idea generalizada.

 

Examinaremos el caso de El Salvador donde un poderoso movimiento guerrillero (FMLN) firmó un acuerdo de paz en 1992.

 

TEXTO COMPLETO

   

LECCIONES DESDE SURÁFRICA

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Miércoles, 06 de Marzo de 2013 21:09 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Lunes, 01 de Octubre de 2012 15:57

Por: César Rodríguez Garavito, especial para El Espectador/Johanesburgo

Si se mira el proceso de paz de este país africano, son muchas las similitudes con el que se inicia en Colombia.

 

 

 

Trabajadores de la mina de platino de Lonmin se concentran ante las instalaciones de la mina en Marikana, Sudáfrica, en protesta, demandando un aumento de sus salarios. / EFE

 

LEER TEXTO COMPLETO

 

 

 

COLOMBIA. EL MARCO PARA LA PAZ DE JUAN MANUEL SANTOS

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Lunes, 29 de Noviembre de 1999 19:00 Escrito por Àlvaro Botero C. Corrector Domingo, 17 de Junio de 2012 18:20

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

 

Cada vez que escucho o leo en documentos marxistas el galicismo postmodernista “élite”, usado para almibarar la categoría político-económica de oligarquía, desenfundo mi computador que es lo único que tengo. Más ahora que Juan Manuel Santos reclama el triunfo pírrico de haberse desmarcado jurídicamente de su Jefe Álvaro Uribe Vélez, con la aprobación (14.06.12) de la ley mal llamada “marco jurídico para la paz”.

Colombia, a partir de 1948 entró en una crisis social (política e institucional) profunda, larvada desde década anteriores y se manifestó plenamente como un conflicto histórico, social y armado inicialmente llamado Violencia bipartidista, luego trasformado por la mediatización anticomunista del gobierno de los Estados Unidos en una guerra contrainsurgente geoestratégica, la cual por las adecuaciones posteriores, tanto civiles como militares del histórico militarismo oligárquico contempladas en los distintos Planes Colombia; se trasformó en una guerra asimétrica. Es decir primero hay una crisis social profunda, luego un conflicto político-militar y, finalmente una guerra geoestratégica asimétrica.

 

TEXTO COMPLETO

   

Página 1 de 5